Ley de Promoción del Empleo N.° 19.973

Ley de Promoción del Empleo N.° 19.973


Ley de Promoción del Empleo N° 19.973


La Ley de Promoción del Empleo busca fomentar la contratación de determinados grupos de personas otorgando subsidios a las empresas.
Importante: La solicitud para acceder a los beneficios otorgados por la ley, debe ser realizada antes de la contratación de lo trabajadores, el beneficio no ampara a trabajadores ya contratados.

¿Quiénes pueden ser contratados en el marco de esta ley?
Jóvenes de 15 a 29 años.
Modalidades contractuales aplicables al sector privado, jóvenes de 15 a 29 años.
Práctica formativa en empresas para jóvenes de 15 a 29 años.

Personas mayores de 45 años.
Modalidades contractuales aplicables al sector privado para mayores de 45 años.

Personas con discapacidad.
Modalidades contractuales aplicables al sector privado para personas con discapacidad.

Tendrán prioridad las personas en situación de vulnerabilidad social.
En el caso de que se contraten mujeres, el monto del subsidio otorgado será mayor.

¿Cuáles son las características del subsidio?
Su duración será de un máximo de 12 meses, salvo excepciones.
El subsidio implica créditos con respecto a obligaciones del BPS, y el monto será en proporción a la carga horaria contratada.
Cada empresa puede contratar hasta el 20 % de su plantilla laboral por cada grupo social beneficiario.

¿Qué requisitos deben cumplir las empresas?
Para poder acceder al subsidio, las empresas no pueden ser deudoras del BPS, MTSS o la DGI.
Además, no deben haber despedido ni enviado al seguro de paro a trabajadores de la misma categoría laboral que los que se contratarán, en los 90 días previos, ni durante la duración del subsidio.
Tampoco podrán contratar a parientes cercanos.


Info: Ministerio de trabajo